Proteína en polvo… ¿Sólo sirve para marcar nuestros músculos?

Existe una falsa creencia de que la proteína en polvo sirve única y exclusivamente para tonificar los músculos de nuestro cuerpo. En realidad no es así. Si bien es una de sus funciones, la proteína microfiltrada a base de suero de leche tiene multiples funciones que a continuación mencionaré:

  • Permite la recuperación muscular a partir de entrenamientos extenuantes de tal manera que en tu próxima sesión de ejercicio tus músculos estén en óptimas condiciones para rendir de manera adecuada.
  • Incrementa la función y el mantenimiento del sistema inmunológico ya que eleva los niveles de glutation (antioxidante potente en el organismo).
  • Favorece la saciedad, ayudándonos a controlar el hambre y ansiedad y por lo tanto promoviendo una alimentación balanceada.
  • Nos ayuda a mantener nuestro músculo en entrenamientos de alta intensidad, evitando así, utilizarlos como fuente de energía.
  • En personas que deben de estar postradas durante largos periodos de tiempo, la proteína asegura un adecuado consumo de proteína de buena calidad.
  • Tras postoperatorios en donde el paciente tiene prohibido masticar, la proteína en polvo es una opción para asegurar aporte de proteínas.

La recomendación es tomar de 15-20 gramos de proteína en polvo después de hacer ejercicio o como colación entre las comidas.

Se le han encontrado muchos usos, en distintos grupos de personas, de edad y en ambos géneros, ademas es de fácil digestión y no cae pesada. Los intolerantes a la lactosa lo pueden consumir ya que solo contienen el suero de la leche que no causa intolerancia.

Se puede hacer un “frappé” con hielos y agua en la licuadora o simplemente tomarlo como un “shot” en un vaso shaker.

Tomar proteína en polvo puede tener muchos más beneficios de los que alguna vez creímos.

icono50x50

Amelia Mougrabi